Blog

Latest Entries

Sexo Valencia

¿Porqué Valencia es la capital del sexo?

Descubrir el mundo del sexo valencia con todos sus encantos actuales, nos ofrece también la posibilidad de acceder a una parte importante de la historia de esta ciudad del mediterráneo que supo ser un centro referencial del sexo valencia adonde concurrían visitantes de todo el mundo para descubrir los encantos de sus mujeres.
A tal punto llegaba su fama en toda Europa , que llego a ser considerada la “Babilonia medieval” por el furor del sexo valencia entre 1365 y 1671. La fogosidad y sensualidad de las mujeres valencianas fue desde épocas remotas una característica que las distinguía por sobre el resto de las ciudades de la península ibérica. La belleza y fama de sus féminas se fue extendiendo por todas partes, razón por la cual se comenzó a hacer habitual la concurrencia hacia esta ciudad, en búsqueda del sexo valencia mas lujurioso. Por esta razón cierto sector de la ciudad se fue convirtiendo en el punto de referencia en donde se concentraba toda la actividad de las meretrices transformándose en un icono del sexo valencia. El Cap i Casal supo albergar uno de los mayores burdeles de toda Europa en una zona de la ciudad exclusivamente reservado para el ejercicio de la prostitución adonde se podía acceder siempre que no fueran sarracenos ni judíos.
Por orden del entonces Rey de Valencia Jaume II, se ordeno emplazar esta popular mancebía en las afueras de la ciudad , en el sector de la Pobla de Bernat Villa, entre las calles Guillem de Castro, Alta, Ripalda, y Giner. Durante el año 1356 y con la ampliación urbana llevada adelante, la popular mancebía volvió a quedar nuevamente adentro de los límites de la ciudad, como si fuera una metáfora el hecho de volver a integrar aquello que se pretendía ocultar pero que en realidad formaba parte de la sociedad valenciana. Esta “Pobla de las hembras pecadoras” recibía una gran concurrencia de hombres proveniente desde los más recónditos puntos de Europa, ya que era el burdel más famoso de la época. Concurrir a él, era una gusto que solo podían darse aquellas personas que contaran con un buen pasar económico pues su alto prestigio lo convertía también en el burdel más caro del continente y por tanto su acceso era posible para unos pocos. Si bien existía un estricto control sanitario público sobre las trabajadoras del sexo valencia con el fin de prevenir el contagio de enfermedades venéreas, éste era practicado pensando más en la salud de los hombres que recurrían a estos servicios, que en la salud de las meretrices, sobre todo con el objetivo de poder preservar el prestigio mundial del centro de sexo valencia que tanta fama había logrado alcanzar. A tal punto era de público conocimiento y aceptación por parte de la sociedad de la época, que existían ordenanzas precisas que reglamentaban el ejercicio del sexo valencia dentro del citado sector de la ciudad, a excepción de ciertas fechas en el año en donde por respeto a ciertas festividades religiosas como la semana santa, navidad y las fiestas de la Virgen, durante las cuales se les impedía el ejercicio del sexo valencia y eran trasladadas a centros de retiros espirituales a fin de salvar sus almas. Esta doble moral imperante fue un sello característico de la época, pero también un rasgo de los tiempos políticos que se iban viviendo en la relación entre el estado y la iglesia. Esta aceptación por gran parte de la sociedad se fundamentaba no solo en los beneficios económicos que aportaba a la ciudad ya que eran exorbitantes los volúmenes de dinero que la industria generaba para la capital , sino que además iba en consonancia con el pensamiento machista y patriarcal de la época, puesto que se llegaban a esgrimir como argumentos aspectos tales como no solo las bondades para el hombre de poder practicar sexo valencia con profesionales pues así se lograba evitar el amancebamiento o adulterio, sin que también el hecho de tener sexo valencia con una prostituta legalizada le eximia del pecado de fornicar, por ser ella una prostituta legal. Este sector de la capital era una ciudad dentro de la ciudad, y a ella se accedía en determinadas horas como parte de un ritual que daba comienzo cuando las campanas de la catedral sonaban en cada puesta del sol anunciando que se cerraban las puertas de la ciudad, siendo ésta una de las tradiciones de la ciudad que aún perduran aunque no son las únicas.
Parte de su aceptación por parte de la sociedad se fundamentaba también en la visión utilitarista que se ejercía hacia las prostitutas las cuales eran consideradas un mal necesario, puesto que ejercían un rol social , como bien describe en su artículo Rángel . Muchos han sido los historiadores que han estudiado profundamente el tema para lograr comprender la dimensión de tal fenómeno en un intento por ahondar en el análisis de su cultura, tradiciones y costumbres. Seria difícil poder establecer con precisión la infinidad de factores que contribuyeron a convertirla en un icono mundial que la diferenciaba de las del resto de España. Tal vez podríamos hacer mención al profesionalismo con el que se llevaban a cabo el sexo valencia, no solo por las trabajadoras sino también por el marco regulatorio y asistencial que desde el orden publico se establecía para la actividad. Podría decirse que existía una decisión política de apoyar y sostener el sexo valencia para lograr posicionar a la capital como el centro de referencia y vanguardia de Europa, y en este hecho quizá se encuentra una de las razones de mayor peso por las que se puede explicar el éxito conseguido.
Aun cuando en todas las épocas se ha intentado borrar esos vestigios de historia, la misma persiste aun hoy en algunos de sus edficios históricos como es el caso de la catedral o la lonja donde se pueden observar las esculturas de mujeres gárgolas con sus pechos al aire, en clara alusión a las meretrices de la época.

Como vemos el sexo valencia forma parte de su historia, cultura e idiosincrasia y aun cuando en distintas épocas y por diferentes circunstancias se lo ha intentando esconder o censurar, siempre ha estado presente, hasta llegar a este presente donde sigue siendo un sitio distintivo que destaca por la sensualidad, belleza y calidad de sus chicas.

Donde encontrar sexo valencia lujurioso ?

Aun en la actualidad, quienes tienen la oportunidad de visitar la capital de la comunidad valenciana, quedan deslumbrados con sus mujeres esculturales, cachondas y lujuriosas.
A toda hora del día, en el centro, por la playa, o en sus innumerables paseos se puede encontrar con el erotismo a flor de piel de las chicas valencianas quienes le encandilaran con sus cuerpos obscenos, sus pechos voluminosos, y todo su encanto carnal distintivo. Poder contactar con ellas para disfrutar de un momento de éxtasis sexual sin precedentes de la manera más sencilla y divertida es una posibilidad que no debe desaprovechar si quiere disfrutar del mejor sexo valencia que haya conocido.
El catalogo de chicas vip mas requerido de la ciudad ahora está disponible con solo un click que le permitirá descubrir y acceder a una cita privada con las putas mas lindas que puedas imaginar.

FUENTES:

http://valenciabonita.es/2015/09/22/el-burdel-mas-grande-de-europa-estaba-en-valencia
http://blogs.ua.es/historiavalencia16/2013/11/30/la-prostitucion
http://epoca1.valenciaplaza.com/ver/123675/la-leyenda-del-gran-burdel-medieval-de-valencia-se-convierte-en-ruta-turistica.html
https://josueferrer.com/tag/prostitucion/
http://valenciaculture.com/la-valencia-caliente
http://www.uv.es/dep210/revista_historia_medieval/PDF40.pdf
http://www.eldiario.es/cv/culturamakma/Diccionario-erotico-valenciano_6_325527466.html


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies